Publicación del Informe anual del Worldwatch Institute en español

Icaria junto a la fundación fuhem ha editado la versión española del siempre interesante Informe anual sobre la situación ambiental del mundo

“La Situación del Mundo 2013: ¿Es aún posible lograr la sostenibilidad?”. A la venta en : http://www.fuhem.es/libreria/

En este caso, incluye un interesante apéndice, exclusivo de la edición española, en el que Los economistas Óscar Carpintero y José Bellver, sostienen que la crisis que hoy vivimos en España es, además de económica, ecológica y social, con un tremendo aumento de la desigualdad social.

Óscar Carpintero y José Bellver describen los rasgos que muchos economistas críticos venían advirtiendo durante los últimos años, cuando a los altos costes sociales y financieros se sumaban también costes ecológicos como producto de una estrategia de “desarrollo” claramente insostenible. Una insostenibilidad que ocurre tanto por el lado del consumo de recursos como por el lado de residuos: el metabolismo económico español. En su texto señalan que “del total de recursos naturales utilizados y valorados, el 50% han sido productos de cantera destinados a alimentar los sucesivos booms inmobiliarios y de infraestructuras”. Lo que constituye: “un absurdo ecológico y económico tanto más llamativo cuanto casi dos tercios de lo construido no ha estado justificado por la demanda de primera residencia, sino que ha ido a parar a viviendas desocupadas a la espera de revalorización y posterior venta para materializar la inversión, o a viviendas secundarias con utilizaciones medias de 22 días al año”.

La expansión indiscriminada de la producción de bienes y servicios está acarreando costes ecológicos (y sociales) que están poniendo en peligro nuestra propia supervivencia. Carpintero y Bellver subrayan las principales vulnerabilidades sobre las que cabría incidir de manera más incisiva:

Desempleo rampante

Dependencia exterior (manufacturera, energética y financiera),

Fragilidad del sector público

Bienestar deficiente y

Priorización de lo militar en los gastos públicos en I+D.

Esta crisis multidimensional requiere, según los autores, una actuación en diversas dimensiones y escalas. No obstante, consideran que la crisis económica puede constituir una oportunidad para lograr la sostenibilidad ambiental en la medida en que el necesario cambio de modelo productivo y redistributivo podría contribuir a atajar muchos de los problemas señalados al mismo tiempo.

Los dos economistas españoles proponen una serie de principios de sostenibilidad sobre los que apoyarse para orientar las acciones que logren el cambio de modelo: Energías renovables; cierre de ciclos materiales; suficiencia, redistribución y autocontención con regulación democrática; y principio de precaución.

Recogen un grupo de estrategias y medidas o propuestas en diversos ámbitos para lograr la sostenibilidad de la economía española:

  • Ordenación del territorio, en base a las características de suelo, clima y recursos disponibles.

  • Reconvertir el sector de la construcción desincentivando y penalizando la oferta de nuevas viviendas e infraestructuras y, en cambio, gestionando adecuadamente el patrimonio inmobiliario ya existente, con prácticas de modelos más exitosos que el español.

  • Políticas integradas de gestión de agua y energía orientadas por la gestión de la demanda y la reducción del consumo, además de, en el caso energético, profundizar en la sustitución de los combustibles fósiles y la energía nuclear por las energías renovables (solar y eólica).

  • Políticas coherentes de gestión de residuos, priorizando la prevención, reducción y reutilización, en vez del reciclaje y la incineración (que son la cuarta y quinta peor opción).

  • Transición hacia una agricultura y una ganadería ecológicas, cambiando radicalmente de signo el sesgo las políticas de subvenciones y ayudas públicas del sector.

  • Reconversión industrial: generalizando los principios básicos de la industria limpia (minimización de contaminación), trabajando en varios ámbitos sobre los que España se encuentra a la zaga. Por ejemplo: generalizar las estrategias de prevención y ahorro, generalizar el diseño de productos teniendo en cuenta todo el ciclo de vida de los mismos; fomentar construcción de eco-parques industriales donde se establezcan sinergias entre los residuos generados por una empresa que pueden ser aprovechados como recursos por otra, etc.

  • Fomento de empleos en economía sostenible y economía social: estimulando aquellos sectores que ayuden a crear un tejido productivo sostenible y con alta generación de empleo, además de principios distintos a las lógicas dominantes en lo que se refiere a las entidades integradoras de la economía social y solidaria.

  • Propuestas relativas al sistema financiero y fiscal: como instrumentos esenciales para la financiación de esta reconversión económico-ecológica, para que sea efectiva y ganar en equidad e igualdad social.