La política medioambiental de la UE

Una vez celebradas las elecciones europeas, hay que exigir a la UE que incorpore el medio ambiente en la agenda política

Las 5 grandes ONGs ambientales Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, Amigos de la Tierra y WWF, plantearon los ejes de lo que debe ser la política ambiental de la UE:

Cambio climático

El director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, ha dejado claro que el último documento redactado por la Comisión Europea “no sirve para contener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados. La estrategia para 2030 de la Comisión –presentada el 22 de enero– dejó la reducción de emisiones de gases con efecto invernadero en el 40% respecto a 1990; y el uso de energías renovables, en un 27% para toda la Unión Europea. Rodríguez ha calculado que se necesitaría al menos una disminución de emisiones de gases del 55% y una reducción de renovables de hasta el 44% del total europeo, tomando como referencia 2005.

Las cinco ONG piden también abandonar la búsqueda de combustibles fósiles con métodos como el fracking y las prospecciones en aguas profundas (como las planteadas en las Islas Canarias y Baleares).

Acceso / privatización del agua

El análisis de las organizaciones sobre los recursos hídricos se resume así: “Estamos viviendo por encima de nuestras posibilidades”. Sobre los procesos de privatización en la gestión del agua , alertan de que “a la pobreza energética no se una la pobreza hídrica” para personas sin recursos. Ligado al agua, han puesto el acento en el desarrollo de una agricultura sostenible. Las políticas agrarias se llevan cerca del 80% del presupuesto europeo, dejando al margen el desarrollo rural

Biodiversidad

La Red Natura 2000 es la herramienta administrativa de protección de espacios naturales donde habita esta biodiversidad, sin embargo la financiación desde la UE, tanto para su conservación como para fomentar el desarrollo rural permanece al albur de lo que los estados puedan hacer y el mayor fondo que debería pormover el desarrollo rural ( los fondos de la PAC) completamente ajenos a estos territorios, ignorando el motor de desarrollo que podrían suponer.

El aire, la contaminación y la salud pública

Parece bastante probado que el aire contaminado es un foco de enfermedades. Hay que conseguir que los niveles de polución admisible del aire se sitúen en los indicados por la Organización Mundial de la Salud.

Huella ecológica de la Unión Europea

La ‘huella ecológica’ –el indicador que mide el impacto del consumo humano sobre los ecosistemas y su capacidad de regenerarse– respecto al consumo de recursos naturales y la creación de residuos sigue en aumento. Según estas organizaciones, no se sabe a ciencia cierta cuál es el impacto que los Estados miembros crean con su consumo. La directora de Amigos de la Tierra, Liliane Spendeler, ha propuesto “una economía circular” favorecedora del reciclaje y la reutilización.

Ver documento:

http://www.seo.org/wp-content/uploads/2014/02/G5_Un-Programa-por-la-Tierra.pdf