La 3ª Conferencia Mundial de Derechos Humanos y sostenibilidad ambiental

Del 5 al 7 de septiembre tendrá lugar en la universidad de Yale, la 3ª Conferencia Mundial de Derechos Humanos, sostenibilidad ambiental, Desarrollo Post-2015 y Régimen Climático Futuro

La Conferencia está organizada por la Universidad de Yale, el Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR), en colaboración con el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUMA), el Programa Nacional del Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), y el Experto Independiente de la ONU sobre Derechos Humanos y Medio Ambiente, entre otros.

Una serie de organismos de la ONU y foros , así como gobiernos de todo el mundo reconocen la importancia del desarrollo y la protección de los derechos , ya sean de procedimiento o de fondo, como parte de sus esfuerzos para proteger el medio ambiente, lograr un desarrollo sostenible y reducir la pobreza y las desigualdades. Se entiende cada vez más que los daños ambientales tienen graves consecuencias para una serie de derechos humanos, como los derechos a la vida, salud, alimentación, agua, vivienda y cultura. Al mismo tiempo, vigilar la gestión sostenible de los recursos es también necesario para asegurarse de que no invadan otros derechos humanos, como son los derechos de las comunidades indígenas que dependen de ellos. Este conjunto de obligaciones sugiere que la relación entre los derechos y el medio ambiente es compleja y merece una mayor investigación y reflexión, para diseñar políticas efectivas y soluciones equitativas a los problemas medioambientales y de desarrollo sostenible.

A nivel nacional, ha habido una tendencia creciente hacia la creación y protección de un derecho a un medio ambiente sano en las jurisdicciones nacionales en todo el mundo, así como la concesión de los derechos ambientales procedimentales. A partir de 2012, 95 constituciones incluyen un derecho sustantivo a un medio ambiente sano y los tribunales en al menos una docena de otros países han declarado que el derecho a un medio ambiente sano está implícito en el derecho constitucional a la vida. Otros países han incorporado el derecho fundamental al medio ambiente en la legislación ambiental nacional. Existe alguna evidencia de que este derecho ha servido de base para la adopción de las leyes ambientales más solidas, con resultados positivos para la protección del medio ambiente, los derechos de las poblaciones locales, y la promoción de la justicia ambiental.

El creciente número de acuerdos ambientales multilaterales también presenta un marco importante de normas ambientales que pueden apoyar la protección de la salud y los derechos humanos. Ejemplos recientes incluyen el Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios Derivados de su Utilización al Convenio sobre la Diversidad Biológica, un acuerdo internacional que tiene por objetivo compartir los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos en forma justa y manera equitativa , y la Convención de Minamata recientemente adoptada sobre el mercurio , un tratado mundial para proteger la salud humana y el medio ambiente contra los efectos adversos del mercurio . Son sólo algunos de los instrumentos internacionales que apoyan los enfoques integrados entre los derechos humanos y los objetivos ambientales.

Pretende dar respuesta, entre otras, a las siguientes cuestiones:

1. Los Derechos Ambientales Constitucionales: ¿Son una guía para hacer Políticas ambientales?

2. Derechos Humanos y Justicia Ambiental: Varios casos de países

3. Derecho Ambiental procedimental: ¿Por qué y en qué medida son importantes?

4. Derechos Humanos, Medio Ambiente y Responsabilidad Corporativa

5. La participación efectiva de la sociedad civil y los grupos vulnerables

6. Derechos Ambientales, Desarrollo Post-2015, y el Régimen climático futuro

 

¿Que se espera que aporte?

  • Preparar la discusión por la 69 ª Asamblea General de la ONU en 2014/2015sobre los objetivos de desarrollo sostenible y una agenda de desarrollo post-2015
  • la negociación de un nuevo régimen de cambio climático a finales de 2015
  • la Conferencia Mundial de 2014 sobre los pueblos indígenas
  • el informe de 2015 del experto independiente de la ONU sobre Derechos Humanos y Medio Ambiente, cuyo mandato fue iniciado por el Consejo de Derechos Humanos en 2012.